“Pilates para embarazadas”

“Pilates para embarazadas”

El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer. Los cambios que se producen a nivel físico y emocional son muy relevantes, por lo que es necesario prepararnos para afrontar correctamente esta mágica etapa de nuestra vida.

Una de las mejores formas de afrontar el embarazo es a través del método Pilates. Con Pilates ganamos fuerza, flexibilidad, coordinación y equilibrio. Los movimientos y posiciones de los ejercicios de Pilates se concentran en la zona central del cuerpo (Core), el abdomen, la espalda y el suelo pélvico, por este motivo, Pilates es tan beneficioso para adaptarnos a nuestra nueva postura y mejorar nuestra tonificación muscular.

Es de vital importancia que el profesional que nos instruye durante y después de estos meses esté perfectamente capacitado gracias a una formación profesional e internacional para adaptar el método Pilates a embarazadas y adaptar los ejercicios a nuestras circunstancias individuales.

¿Qué beneficios nos aporta el Pilates en la preparación al parto?

  • Lograremos una nueva conciencia corporal que se adaptará a nuestro nuevo centro de gravedad para alinear nuestro cuerpo y que la presión no debilite nuestro suelo pélvico.
  • Mejoraremos la circulación de nuestra sangre gracias a la tonificación de nuestros músculos .
  • Prepararemos el suelo pélvico para soportar el peso del abdomen durante el embarazo.
  • Tonificaremos la región lumbar para soportar las presiones ejercidas por el embarazo.
  • Aumentaremos nuestra capacidad respiratoria, afectada por el volumen fetal.
  • Mejoraremos la tonificación abdominal y sus funciones, evitando la separación excesiva sufrida durante el embarazo.
  • Ayudaremos a mantener nuestra autoestima e independencia durante el embarazo, logrando una mayor confianza en nosotros mismos.

¿Todas las mujeres pueden hacer Pilates durante el embarazo?

Antes de iniciar cualquier actividad física es primordial consultar con nuestro médico. Si él lo autoriza, sí.

Por otro lado, es muy importante asistir a clases especiales enfocadas a Pilates para embarazadas en donde la atención y adaptación del método preparen al cuerpo para los cambios que está sufriendo.

Es relevante también, valorar la experiencia y bagaje de la embarazada respecto a la actividad física que ha realizado hasta ese momento y si ha practicado Pilates anteriormente, hecho que facilitará su práctica durante el embarazo.

Después del parto, ¿cuándo puedo iniciar de nuevo las clases?

Después de un parto natural y si no hemos sufrido ninguna complicación podemos comenzar con las clases de recuperación post-parto pasada la cuarentena. En el caso que hayamos sufrido una cesárea, lo más recomendable es comenzar a los tres meses del parto.

Unas clases dirigidas por verdaderos profesionales, permitirán a la madre focalizar el trabajo post-parto en el transverso del abdomen y en el suelo pélvico, esto permitirá prevenir sintomatología asociada (incontinencias y debilidad).  Del mismo modo, el fortalecimiento de la musculatura del torso evitará los frecuentes dolores de espalda que se producen por el aumento de los pechos y la carga del bebe.

Enfocar nuestra maternidad con el método Pilates nos ayudará a afrontar mejor nuestro embarazo y a lograr un mayor bienestar físico y emocional, logrando unos enormes beneficios y una mayor independencia.

En EQ Pilates & Salud te ofreceremos el mejor servicio con profesionales cualificados específicamente en Pilates para embarazadas y rehabilitación post-parto. Ven e infórmate sin compromiso, te asesoraremos para que logres tus objetivos de salud.

Ven a conocernos a Avda. Pablo Iglesias 39.